Suponemos que a estas alturas ya sabrás lo que es un Blog y en qué consiste y algo te sonará de “Blog corporativo”. Seguro que al menos una ojeada le has echado al Blog de viajes en el que explican con qué calzado deberías hacer el Camino de Santiago, o ese de cocina en el que Manuel explica las mejores recetas para hacer la lasaña perfecta.

Esa bitácora en la que personas más o menos expertas explican sus vivencias, experiencias, consejos, conocimientos de un tema concreto y te lo transmiten de un modo amateur o bien más profesional, dependiendo del nivel de cada uno.

Bien y, ¿qué es un blog corporativo?

Pues básicamente es lo mismo, solo que se debería tratar más desde el lado profesional. Hablamos de lo que entendemos: Nuestra empresa. Nuestros valores, nuestra forma de trabajar, nuestro equipo… Una bitácora que ayuda, entre otras muchas cosas, a mostrar el lado más humano o social de nuestro negocio.

Generamos con ello una confianza por parte de clientes existentes así como los potenciales (los que podrían llegar a serlo), al mostrarle información nueva, profesional y, sobre todo, al mostrar esa cercanía entre empresa y cliente.

En las relaciones personales, cuando una persona se muestra tal y como es, nos genera una confianza que no nos ofrece otra que se mantiene al margen y de la que no sabemos nada. En este caso funcionamos de manera similar. Al fin y al cabo, todos somos personas, ¿no?

¿Por qué es importante?

Un blog corporativo te ayuda a posicionar tu página web en buscadores (SEO). A Google le encantan los Blogs, por su contenido original por lo que, entre otro muchos factores que tiene en cuenta, tu página será candidata a subir puestos antes que otras webs que no se molesten en generar este tipo de argumentos.

Te posiciona como experto en tu sector y, si tu empresa tiene RRSS, es el entorno perfecto para tratar de extender (viralizar) ese contenido original, creativo y profesional que, una vez interesados los lectores, “arrastrarás” voluntariamente a tu página web, lo que aumenta el tráfico a esta.

Estos lectores pueden previamente ser o no clientes nuestros, por lo que… ¡Ya tenemos una nueva visita a nuestra página web que podría convertirse en una venta! 

Ya comentamos en otro post que no necesariamente debes vender online para tener una página web, por lo que el hecho de que haya llegado a nuestra web, lea nuestros contenidos y le “dé una vuelta” a la misma, es muy importante.

Comprobará nuestra ubicación, productos/servicios, nuestros precios… y, habremos conseguido un cliente potencial que, quizás no habría llegado a tu negocio de parquet sin ese blog en el que explicas cómo debe tratarse la madera de roble.

¡Parece fácil!

No es difícil, pero sí es cierto que requiere un poco de esfuerzo, pues es verdad que es preciso invertirle tiempo, un poco de creatividad y, por supuesto constancia, ya que no se puede generar un post (cada entrada de texto en el blog) y abandonarlo durante 2 meses… Da sensación de dejadez y esa no es la imagen que queremos ofrecer de nuestra empresa, ¿verdad? 

Además, desde Agentis Marketing & Solutions te recomendamos que además de contar con un diseño corporativo cuidado en tu página web, lleves a cabo una estrategia de posicionamiento SEO combinada con SEM. ¡Y de esta forma, todos te verán! ¿Necesitas que te echemos una mano con esto? ¡Nosotros podemos ayudarte! ¡Contacta con nosotros!

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, está aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by