La primera impresión que tiene un cliente acerca de tu alojamiento con encanto en Instagram viene dada por las fotos que le ofrezcas. Una foto descuidada, oscura o de una zona poco agraciada, puede ser motivo para que un usuario se sienta desinteresado. ¡Y más en Instagram!

Claro está que lo mejor sería que un fotógrafo profesional realizase el trabajo por nosotros, ya que es el experto en la materia y tiene el equipo necesario para conseguirlo.

Sin embargo, existen algunos trucos con los que puedes obtener el “mejor perfil” de tu alojamiento, y así tener una imagen seductora que llame la atención del usuario para tener algunos puntos ganados a la hora de decantarse por una u otro perfil.

Consejos para sacar fotos del alojamiento con encanto en Instagram

La mejor luz

Este es el punto principal. En ocasiones es cuestión de gustos, aunque también de posibilidades. En el exterior, conseguir una luz artificial es prácticamente imposible para nosotros, los principiantes, salvo que sea de noche. Esto no quiere decir que sea mejor ni peor. Si vas a retratar tu alojamiento, un consejo es que hagas varias fotografías desde varios ángulos diferentes y repitas el proceso en otro momento del día hasta conseguir el más favorecedor.

Por lo general la luz tenue del atardecer, será más favorecedora que la luz intensa de las 12 de la mañana o incluso en días de niebla, nublados o lluviosos podemos obtener imágenes más agraciadas que a pleno sol.

Al contrario que en el exterior, en el interior ayudará muchísimo la luz solar, por lo que si tenemos la posibilidad de hacerlas de día, mejor. También es posible hacerlas con la luz artificial propia de la habitación. Es preferible no utilizar el flash, salvo que sea absolutamente necesario.

Orden, limpieza y un poco de vista

No hay nada más desagradable en la fotografía que ver el baño de un alojamiento el óxido de la bañera o un trapo tirado en el suelo. Parece que está diciendo “esto es lo que te vas a encontrar cuando vengas” porque es lo que antes se ve: los defectos. De modo que lo primero y principal es acondicionar la estancia de la mejor forma que podamos.

Como estamos condicionados por las primeras impresiones, busquemos el ángulo más interesante. Puedes realizar varias fotos desde al menos 3 esquinas de la estancia y escoge las dos que mejor muestran la esencia de la habitación.

¡Haz muchas, muchas, muchas fotos! Más vale tener que descartar 100 para conseguir una perfecta que tengas que usar una que no te gusta porque no tienes suficientes.

No es fotografía para concurso, pero la creatividad puede ayudar

No es que tengas que hacer un curso de fotografía antes de esto (aunque el saber nunca ocupa lugar), pero en Instagram, que es una red social en el que la fotografía es el elemento clave, lo que queremos conseguir es que los usuarios dejen de deslizar el dedo por la pantalla y se paren en la nuestra.

Por eso tiene que ser lo más llamativa posible. ¿No te sientes inspirado? No te preocupes. Busca en Internet, compara lo que te gusta y lo que no y obtén ideas que te han gustado porque han llamado tu atención.

A lo mejor tu alojamiento no tiene árboles como esa tan chula que has visto, pero decides poner unas macetas con flores llamativas delante y hacer la foto con la casa detrás desenfocada… ¿Por ejemplo?

¿Qué te parece? No es tan complicado, ¿verdad? Sólo hay que tener en cuenta algunos detalles. Aunque es cierto que no siempre tenemos el tiempo necesario para aplicarlo. Contacta con nosotros si necesitas ayuda con la gestión de las redes sociales de tu alojamiento. ¡Aquí estamos!

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, está aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by